Menú Cerrar

Vertederos de basura electrónica del mundo

¿Sabe usted donde va a parar la basura electrónica que usted no recicla?

Casi 50 millones de toneladas de residuos electrónicos se genero en el mundo en el años 2018, según estimaciones del fondo Económico Mundial. El futuro será más abrumador: en 2050 llegaremos 120 millones de toneladas. Solo en Europa, cada habitante produce 17,7 kg por año. Hablamos de todos esos móviles, ordenadores, televisores, frigoríficos y coches que ya no queremos. ¿ su paradero? Grandes llanuras yermas ubicadas en las zonas más pobres del mundo.

Es un día normal en Agbogbloshie, un barrio de Accra(Capital de Ghana), este se ha convertido en el mayor vertedero de basura electrónica de África y en uno de los principales del mundo. A través de los puertos de Tema, contenedores etiquetados como material de segunda mano procedentes de Europa occidental, Norteamérica, Australia, china y Japón entran rumbo a los que antaño fuera la laguna Korle cargados realmente con residuos tecnológicos.

                                               

Esto es muy preocupante, porque la cantidad de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) que generamos crece vertiginosamente.

 

El foro Económico Mundial estima que la suma global generada en 2018 alcanzó los 48,5 millones de toneladas (el equivalente a unas 4.500 torres Eiffel), cantidad que valora en unos 55.000 millones de euros. Es decir, casi 40 millones de toneladas terminaron en vertederos como el de Agbogbloshie, donde el tratamiento irresponsable de la basura tecnológica provoca daños irreparables en a salud de las personas y en el medio ambiente.

Convenio de Basilea

Para el control de todos los residuos peligrosos y su eliminación, crearon el Convenio de Basilea este consiste en el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación.

                                                                                       

Por inverosímil que parezca, existe un acuerdo internacional, la Convención de Basilea de Naciones Unidas, que regula el tránsito de desechos peligrosos entre países y prohíbe que los Estados desarrollados envíen estos residuos a países en vías de desarrollo, porque no cuentan con las infraestructuras necesarias para una correcta gestión de reciclaje. Pero esta convención no es efectiva y los residuos tecnológicos siguen inundando países como Ghana, Nigeria o India.

En la actualidad, podemos ver que las grandes empresas de tecnologías y multinacionales, creadora de todos estos dispositivos siguen incumpliendo con este convenio de Basilea porque sus residuos aun van a parar a países muy pobres.

 

debemos reciclar la basura electrónica y evitar que lleguen a los vertederos de basura electrónica del mundo.

Compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *